Sol

Iluminación espléndida, calor incandescente; sombras desapareciendo. Todo lo que conocemos son rastros de lo que fué.

¿Cómo poder ver la luz?
¿Cómo poder pintar nuestros ojos?
¿Cómo saber si ya viene más luz?

Solo miremos a sus ojos, tan inocentes su mirada que de niegan a apagar

Siempre estarán con nosotros
Y aunque duela ver desaparecer la luz
Es imposible no poder decir que no a su calor, ya que es nuestro primer canal sobre lo que es nuestro futuro

No hay que quedarnos con la luz que vimos, sino avivar nuestros soles del mañana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s